Huawei se reinventa como proveedor de chips de IA

Huawei apuesta por la producción de GPUs de IA Ascend en lugar de SOCs para smartphones mientras compite con NVIDIA en el mercado chino

 

Huawei ha dado un paso atrás en su negocio de smartphones y ha puesto sus ojos en el creciente mercado de la inteligencia artificial (IA) en China, mediante sus chips “Ascend” para hacer frente a NVIDIA. Huawei ofrece sus chips Ascend a los gigantes tecnológicos chinos y los hace más competitivos en términos de rendimiento y precio que las alternativas de NVIDIA. Sin embargo, no todo son rosas para Huawei, ya que se ha revelado que su planta de producción se enfrenta a bajos índices de rendimiento, lo que podría comprometer la producción de sus chips Ascend 910B, al menos periódicamente. Además, desplazar a NVIDIA de su posición actual no será fácil para Huawei, y probablemente requerirá más que recursos económicos.

El contexto de la competencia entre Huawei y NVIDIA

NVIDIA es el líder mundial en el mercado de las GPUs de IA, que se utilizan para entrenar y ejecutar algoritmos de aprendizaje profundo en diversos campos, como la visión por computadora, el procesamiento del lenguaje natural, el reconocimiento de voz, la conducción autónoma y la medicina. NVIDIA ha desarrollado una arquitectura de GPU específica para la IA, llamada “Ampere”, que ofrece un rendimiento y una eficiencia energética sin precedentes. La GPU más potente de NVIDIA es la A100, que puede alcanzar hasta 4,2 veces más velocidad que su predecesora, la V100.

Huawei, por su parte, es el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo y el segundo mayor vendedor de smartphones, después de Samsung. Huawei ha desarrollado su propia arquitectura de chip para la IA, llamada “Ascend”, que se basa en una unidad de procesamiento de redes neuronales (NPU) diseñada para optimizar las operaciones de matrices y tensores, que son fundamentales para el aprendizaje profundo. La GPU más potente de Huawei es la Ascend 910, que puede ofrecer hasta 256 tera operaciones por segundo (TOPS) en operaciones de precisión mixta.

Sin embargo, tanto NVIDIA como Huawei se han visto afectados por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, que han impuesto restricciones y sanciones a las empresas de ambos países. En particular, Huawei ha sido incluido en la lista negra de Estados Unidos, lo que le impide acceder a componentes y tecnologías estadounidenses, como los chips de Qualcomm y los sistemas operativos de Google. Esto ha tenido un impacto negativo en el negocio de smartphones de Huawei, que ha visto caer sus ventas y su cuota de mercado a nivel mundial.

La estrategia de Huawei para aprovechar el mercado chino de la IA

Ante esta situación, Huawei ha decidido priorizar el desarrollo y la producción de sus chips Ascend sobre sus chips Kirin, que están diseñados para el segmento de los smartphones. Según Reuters, Huawei ha trasladado parte de su capacidad de producción de Kirin a Ascend en su planta de Shanghai, que es la única que puede fabricar chips sin depender de la tecnología estadounidense.

La razón de este cambio de enfoque es que Huawei ve una gran oportunidad en el mercado chino de la IA, que está creciendo rápidamente y que tiene una fuerte demanda de chips de alto rendimiento. Según un informe de IDC, se espera que el mercado chino de la IA alcance los 30.000 millones de dólares en 2024, con una tasa de crecimiento anual compuesta del 26,8%. Además, el gobierno chino ha establecido el objetivo de convertirse en un líder mundial en la IA para 2030, y ha impulsado políticas e inversiones para apoyar el desarrollo de la industria.

Huawei tiene la ventaja de contar con una amplia red de clientes y socios en China, que incluye a empresas como Alibaba, Tencent, Baidu, ByteDance, iFlytek y Hikvision, que son líderes en sus respectivos campos de la IA. Huawei ofrece sus chips Ascend a estas empresas, tanto en forma de tarjetas aceleradoras como de servidores en la nube, y les proporciona una plataforma de software integrada, llamada “MindSpore”, que facilita el desarrollo y el despliegue de aplicaciones de IA.

Además, Huawei hace que sus chips Ascend sean más atractivos para los clientes chinos al ofrecerlos a un precio más bajo que los de NVIDIA, y al adaptarlos a las necesidades específicas de cada sector. Por ejemplo, Huawei ha lanzado el chip Ascend 310, que está optimizado para escenarios de inferencia de baja potencia, como la vigilancia inteligente, el reconocimiento facial y el internet de las cosas. Según Huawei, el chip Ascend 310 puede ofrecer hasta 16 TOPS con un consumo de energía de sólo 8 vatios.

Los desafíos y las limitaciones de Huawei frente a NVIDIA

A pesar de sus esfuerzos, Huawei se enfrenta a varios desafíos y limitaciones para competir con NVIDIA en el mercado de la IA. Uno de ellos es la escasez de suministro de chips, que afecta a toda la industria y que se debe a la alta demanda, la baja capacidad de producción y las interrupciones causadas por la pandemia de COVID-19. Huawei se ve especialmente afectado por este problema, ya que depende de su propia planta de Shanghai, que tiene una capacidad limitada y que se enfrenta a bajos índices de rendimiento. Según Reuters, Huawei sólo puede producir unos pocos miles de chips Ascend al mes, lo que podría no ser suficiente para satisfacer la demanda de sus clientes.

Otro desafío es la brecha tecnológica y de rendimiento entre los chips Ascend y los chips Ampere de NVIDIA. Aunque Huawei afirma que su chip Ascend 910 puede ofrecer un rendimiento comparable al de la GPU V100 de NVIDIA, la realidad es que la GPU A100 de NVIDIA es mucho más potente y avanzada que la V100, y que ofrece características y capacidades únicas, como el soporte para la memoria HBM2e, la tecnología NVLink, el modo multi-instancia y el tensor core de tercera generación. Estas características hacen que la GPU A100 sea más adecuada para escenarios de entrenamiento de alta intensidad, que requieren una gran cantidad de datos y una alta precisión.

Además, NVIDIA tiene una ventaja competitiva en el ecosistema de software y hardware que rodea a sus GPUs de IA. NVIDIA cuenta con una plataforma de software completa, llamada “NVIDIA AI”, que incluye herramientas, bibliotecas, marcos y aplicaciones para facilitar el desarrollo y el despliegue de soluciones de IA. NVIDIA también tiene una amplia gama de productos y servicios de hardware, que van desde las tarjetas aceleradoras y los servidores hasta los sistemas integrados y los superordenadores. NVIDIA tiene una presencia global y una fuerte reputación en el mercado de la IA, y colabora con socios y clientes de diversos sectores y regiones.

Conclusión

Huawei ha decidido apostar por la producción de sus chips Ascend para la IA en lugar de sus chips Kirin para los smartphones, ante las dificultades que enfrenta en el mercado global debido a las sanciones de Estados Unidos. Huawei ve una gran oportunidad en el mercado chino de la IA, que está en auge y que tiene una fuerte demanda de chips de alto rendimiento. Huawei ofrece sus chips Ascend a los gigantes tecnológicos chinos, y los hace más competitivos en términos de rendimiento y precio que los de NVIDIA. Sin embargo, Huawei se enfrenta a varios desafíos y limitaciones para competir con NVIDIA, como la escasez de suministro, la brecha tecnológica y la ventaja del ecosistema. Huawei tendrá que superar estos obstáculos si quiere convertirse en un líder mundial en el mercado de la IA.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visitas: 0
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

¡Bloqueador de anuncios detectado!

Hemos detectado que estás utilizando extensiones para bloquear anuncios.
Apóyanos desactivando este bloqueador de anuncios.
Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock