VW Beetle RSI, el escarabajo más deportivo y exclusivo

El VW Beetle RSI, un escarabajo con espíritu deportivo

El VW Beetle RSI es una versión muy especial y limitada del popular coche inspirado en el clásico Escarabajo. Se trata de un modelo que deriva del Beetle de competición empleado en el trofeo monomarca que organizaba Volkswagen y que está equipado con un motor 3.2 V6 de gasolina y tracción a las cuatro ruedas. Solo se fabricaron 250 unidades de este coche, que cambió la imagen “coqueta” del New Beetle por una más agresiva y deportiva.

El origen del Beetle RSI

El Beetle RSI se presentó en el Salón de Ginebra del año 2000, después de que Volkswagen lanzara en 1997 el New Beetle, un coche que empleaba la plataforma del Golf IV pero que lucía un diseño inspirado en el Escarabajo original. El New Beetle tuvo mucho éxito entre el público femenino, pero no tanto entre el masculino, que lo veía como un coche poco potente y dinámico. Para cambiar esta percepción, Volkswagen decidió crear una versión muy deportiva basada en el coche de competición que se utilizaba en el certamen VW New Beetle Cup, una copa monomarca que se disputaba en varios países de Europa.

Las características del Beetle RSI

El Beetle RSI se distingue del resto de la gama por el generoso alerón trasero y por el ensanchamiento de la carrocería, que alcanza los 1,81 metros de anchura, es decir, 8 cm más que el New Beetle normal. Además, el kit estético se completa con paragolpes específicos, un parabrisas con una banda adhesiva superior que actúa como parasol, faldones laterales, un segundo alerón sobre la luneta trasera, un doble tubo de escape fabricado por Remus y unas llantas OZ Racing Superturismo de 18 pulgadas con neumáticos Michelin en medida 235/40/18. Curiosamente, 249 de las 250 unidades comercializadas comparten el mismo color de carrocería: plata metalizado. La única unidad que es de otro color es la que fue a parar a manos de Ferdinand Piëch, promotor de esta edición especial. Ese ejemplar está pintado en el mismo tono azul del Golf R32.

Pero lo más interesante del Beetle RSI está bajo el capó. Este coche fue el primero en estrenar la versión 3.2 del popular motor VR6 de VW, que luego usarían modelos como el Golf R32 o el Audi TT. Se trata de un propulsor de seis cilindros en V estrecha, con una cilindrada de 3.184 cc, una potencia de 225 CV y un par máximo de 320 Nm. Este motor se combina con una caja de cambios manual de seis velocidades y con un sistema de tracción integral 4Motion, que reparte el par entre los dos ejes según las condiciones de adherencia. El Beetle RSI acelera de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 225 km/h, limitada electrónicamente.

El Beetle RSI también cuenta con una suspensión deportiva rebajada, unos frenos de disco ventilados en las cuatro ruedas con pinzas de cuatro pistones y un control de estabilidad ESP. El interior del coche está a la altura de su aspecto exterior, con unos asientos deportivos Recaro de cuero y alcántara, un volante de tres radios con el logo RSI, unos pedales de aluminio, un cuadro de instrumentos con fondo blanco y una placa con el número de serie. El equipamiento de serie incluye climatizador, elevalunas eléctricos, cierre centralizado, radio CD, airbags frontales y laterales y faros antiniebla.

Las mejoras del stage 1, 2 y 3

El Beetle RSI es un coche que de serie ya ofrece unas prestaciones y un comportamiento muy deportivos, pero algunos propietarios han querido exprimir aún más su potencial con diferentes kits de mejora. Estos kits se conocen como stage 1, 2 y 3, y consisten en modificar algunos elementos del motor, la electrónica, el escape, la admisión, la suspensión o los frenos para aumentar la potencia, el par, la respuesta y la estabilidad del coche.

El stage 1 es el más sencillo y económico, y suele consistir en reprogramar la centralita del motor para optimizar el rendimiento del mismo. Con esta modificación, el Beetle RSI puede ganar unos 15 CV y 20 Nm de par, llegando a unos 240 CV y 340 Nm. El stage 2 implica además cambiar el sistema de escape por uno más deportivo y menos restrictivo, lo que permite mejorar el sonido y la salida de los gases. Con esta mejora, el Beetle RSI puede alcanzar unos 255 CV y 360 Nm de par. El stage 3 es el más radical y completo, e incluye también cambiar el colector de admisión, el filtro de aire, el intercooler, la bomba de gasolina, los inyectores y el embrague. Con este kit, el Beetle RSI puede superar los 300 CV y los 400 Nm de par, convirtiéndose en un auténtico misil sobre ruedas.

La exclusividad y el precio del Beetle RSI

El Beetle RSI es un coche muy exclusivo y cotizado, ya que solo se fabricaron 250 unidades entre 2001 y 2003, y se vendieron principalmente en Alemania. Las pocas unidades que han salido de ese país han sido por importación, y algunas de ellas han llegado a España. Actualmente, encontrar un Beetle RSI a la venta es muy difícil, y si se encuentra, su precio suele ser muy elevado. Se estima que una unidad en buen estado puede costar entre 60.000 y 80.000 euros, más de lo que costaba nuevo. Sin embargo, para los amantes de los coches deportivos y exclusivos, el Beetle RSI es una joya que merece la pena tener en el garaje.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

¡Bloqueador de anuncios detectado!

Hemos detectado que estás utilizando extensiones para bloquear anuncios.
Apóyanos desactivando este bloqueador de anuncios.