Intel Arrow Lake: lo que debes saber sobre los nuevos procesadores con Thunderbolt 5

Intel Arrow Lake: la nueva generación de procesadores de sobremesa con Thunderbolt 5

Los procesadores Intel Arrow Lake son la próxima apuesta de la compañía para el mercado de sobremesa, que prometen ofrecer un gran rendimiento, una mayor eficiencia y una mejor conectividad. Entre las novedades más destacadas de esta plataforma se encuentra el soporte para el estándar Thunderbolt 5, que permitirá alcanzar velocidades de transferencia de hasta 120 Gbps.

¿Qué es Thunderbolt 5 y qué ventajas ofrece?

Thunderbolt 5 es la quinta generación de la interfaz de conexión desarrollada por Intel, que combina las funciones de USB, DisplayPort y PCI Express en un solo puerto. Thunderbolt 5 es compatible con los estándares USB4 V2, DisplayPort 2.1 y PCI Express Gen 4, y ofrece el doble de ancho de banda que Thunderbolt 4, llegando a los 80 Gbps en modo bidireccional y a los 120 Gbps en modo unidireccional para señales de vídeo.

Esto significa que Thunderbolt 5 podrá conectar dispositivos externos de alta velocidad, como unidades de almacenamiento, tarjetas gráficas o monitores, con una sola conexión y sin pérdida de rendimiento. Además, Thunderbolt 5 también podrá suministrar energía a los dispositivos conectados, lo que simplifica el cableado y reduce el consumo.

Thunderbolt 5 utiliza una nueva tecnología de señalización, llamada PAM-3, que permite aprovechar los circuitos impresos, los conectores y los cables pasivos actuales, sin necesidad de componentes adicionales. Thunderbolt 5 mantiene el mismo conector físico USB-C que Thunderbolt 4, por lo que es totalmente compatible con las versiones anteriores.

 

¿Qué otras características tendrá Intel Arrow Lake?

Además de Thunderbolt 5, los procesadores Intel Arrow Lake contarán con otras características que los harán muy atractivos para los usuarios más exigentes. Según las filtraciones, estos procesadores tendrán hasta 24 núcleos y 32 hilos de ejecución, repartidos en 8 núcleos de alto rendimiento (P-Core) y 16 núcleos de bajo consumo (E-Core). También se habla de un núcleo adicional (LPE-Core) y de una unidad de procesamiento neuronal (NPU) de 8 núcleos, que se encargarían de acelerar las tareas relacionadas con la inteligencia artificial.

Los procesadores Intel Arrow Lake también tendrán acceso a 20 líneas PCI Express 5.0, de las cuales 16 se dedicarán a la tarjeta gráfica y 4 a una unidad de almacenamiento. Además, tendrán otras 4 líneas PCI Express 4.0 para otra unidad de almacenamiento. Estas líneas permitirán aprovechar al máximo las ventajas de las nuevas generaciones de dispositivos, que ofrecen una mayor velocidad y capacidad.

En cuanto a la memoria, los procesadores Intel Arrow Lake soportarán módulos DDR5 a 6.400 MHz, lo que supone un gran salto respecto a los actuales DDR4. La memoria DDR5 ofrece una mayor frecuencia, una menor latencia, una mayor densidad y una menor tensión que la DDR4, lo que se traduce en un mejor rendimiento y una menor temperatura.

Los procesadores Intel Arrow Lake se acompañarán de los chipsets de la serie Intel 800, que ofrecerán 24 líneas PCI Express 4.0 adicionales, que se podrán utilizar para conectar más dispositivos, como unidades NVMe o tarjetas de expansión. También se espera que estos chipsets soporten la salida de vídeo DisplayPort 2.1, que permitirá conectar monitores de hasta 10K de resolución.

 

¿Cuándo se lanzará Intel Arrow Lake y qué precio tendrá?

Aún no hay una fecha oficial de lanzamiento para los procesadores Intel Arrow Lake, pero se espera que lleguen al mercado a finales de este año o principios del próximo. Tampoco se conoce el precio que tendrán, pero se estima que serán más caros que los actuales procesadores Intel Core de 11ª generación, que rondan entre los 200 y los 600 euros.

Los procesadores Intel Arrow Lake se enfrentarán a la dura competencia de los procesadores AMD Ryzen de 5ª generación, que también ofrecerán soporte para PCI Express 5.0 y DDR5, y que podrían tener una mayor eficiencia y una mejor relación calidad-precio. Además, Intel tendrá que lidiar con la escasez de componentes y la falta de suministro que afecta a toda la industria.

En definitiva, los procesadores Intel Arrow Lake son una apuesta muy interesante para el mercado de sobremesa, que ofrecerán un gran rendimiento, una mayor eficiencia y una mejor conectividad. Sin embargo, habrá que esperar a ver cómo se comportan en la práctica y cómo responden los usuarios y los fabricantes a esta nueva propuesta.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visitas: 0
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

¡Bloqueador de anuncios detectado!

Hemos detectado que estás utilizando extensiones para bloquear anuncios.
Apóyanos desactivando este bloqueador de anuncios.
Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock