Hyundai i20: análisis, versiones y stage

Hyundai i20: un urbano deportivo y eficiente

El Hyundai i20 es un modelo urbano que se ha renovado en 2024 con cambios de diseño, equipamiento y motorización. Se trata de un coche que ofrece una buena relación entre calidad, precio y prestaciones, y que además cuenta con varias opciones de personalización y mejora. En este artículo vamos a analizar sus pros y contras, así como las diferencias entre las distintas versiones y las posibilidades de aumentar su rendimiento con las stage 1, 2 y 3.

Pros del Hyundai i20

  • Diseño deportivo y atractivo: el i20 tiene una estética moderna y dinámica, con rasgos afilados, una parrilla en forma de panal, faros LED, llantas de aleación y techo bitono opcional. Su carrocería de cinco puertas y 4,04 metros de largo le da una buena presencia y proporciones.
  • Motorización híbrida suave de 48V: el i20 está disponible con un motor de gasolina turboalimentado de 1.0 litros y 100 o 120 CV de potencia, que incorpora un sistema de hibridación ligera de 48V que le permite reducir el consumo y las emisiones. Además, se puede elegir entre una caja de cambios manual inteligente de 6 velocidades (6iMT) o una automática de doble embrague de 7 velocidades (7DCT).
  • Equipamiento tecnológico y de seguridad: el i20 ofrece un nivel de equipamiento muy completo, con elementos como el sistema multimedia Bluelink con pantalla táctil de 10,25 pulgadas, el cuadro de instrumentos digital, el techo solar eléctrico, la carga inalámbrica para el móvil, el sistema de sonido Bose o el climatizador automático. También cuenta con numerosos sistemas de asistencia a la conducción, como el control de crucero adaptativo, la frenada de emergencia con detección de peatones y ciclistas, el asistente de mantenimiento de carril, el detector de ángulo muerto o el aviso de tráfico trasero.
  • Espacio interior y maletero: el i20 tiene una buena habitabilidad, con un espacio suficiente para cuatro o cinco ocupantes y un maletero de 352 litros de capacidad, ampliable a 1.165 litros abatiendo los asientos traseros. Además, el interior tiene un diseño agradable y una buena calidad de materiales y acabados.
  • Garantía de 5 años sin límite de kilometraje: como todos los Hyundai, el i20 ofrece una de las mejores garantías del mercado, con 5 años sin límite de kilometraje, lo que supone una tranquilidad y una confianza para el cliente.

Contras del Hyundai i20

  • Precio elevado: el i20 es uno de los modelos más caros de su segmento, con un precio de partida de unos 21.000 euros, que puede superar los 25.000 euros en las versiones más equipadas y con cambio automático. Esto se debe en parte a que ha desaparecido la versión de acceso con motor de 1.2 litros y 84 CV, que era más asequible.
  • Suspensión firme y dirección poco comunicativa: el i20 tiene una suspensión que prioriza la estabilidad y el agarre, pero que puede resultar algo dura en superficies irregulares y transmitir algunas vibraciones al habitáculo. Por otro lado, la dirección tiene un buen peso y precisión, pero no ofrece mucha sensación de lo que ocurre en las ruedas, lo que resta diversión al conducir.
  • Visibilidad trasera limitada: el i20 tiene una luneta trasera pequeña y unos pilares C anchos, que dificultan la visión hacia atrás y pueden generar puntos ciegos. Esto se puede paliar con el uso de los sensores y la cámara de marcha atrás, pero no deja de ser un inconveniente.

Versiones del Hyundai i20

El i20 se ofrece en cuatro niveles de acabado: Klass, Tecno, Style y N Line. Estos son los principales elementos que incluye cada uno:

  • Klass: es el más básico, pero ya cuenta con llantas de 15 pulgadas, faros halógenos, retrovisores eléctricos y calefactables, volante y pomo del cambio de cuero, asiento del conductor regulable en altura, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, aire acondicionado, sistema de audio con pantalla de 8 pulgadas, Bluetooth, USB, Android Auto y Apple CarPlay, control de crucero, limitador de velocidad, sensor de luces, asistente de arranque en pendiente, frenada de emergencia, asistente de mantenimiento de carril, detector de fatiga y alerta de colisión frontal.
  • Tecno: añade llantas de 16 pulgadas, faros LED, luces diurnas LED, retrovisores plegables eléctricamente, climatizador automático, sistema multimedia Bluelink con pantalla de 10,25 pulgadas, navegador, servicios conectados, cuadro de instrumentos digital de 10,25 pulgadas, cargador inalámbrico para el móvil, reconocimiento de señales de tráfico, detector de ángulo muerto, aviso de tráfico trasero y asistente de aparcamiento trasero.
  • Style: suma llantas de 17 pulgadas, techo solar eléctrico, cristales traseros oscurecidos, pedales de aluminio, asientos delanteros calefactables, volante calefactable, sistema de sonido Bose, control de crucero adaptativo, frenada de emergencia con detección de peatones y ciclistas y asistente de aparcamiento delantero.
  • N Line: es el más deportivo, con un diseño específico que incluye paragolpes, parrilla, difusor, spoiler, llantas, molduras y emblemas exclusivos. También tiene un interior diferenciado, con asientos deportivos, volante N, pedales deportivos, costuras rojas y detalles en negro. Además, tiene una suspensión más firme, una dirección más directa, unos frenos más potentes y un escape con sonido deportivo.

Mejoras con la stage 1, 2 y 3

El i20 se puede mejorar aún más con las stage 1, 2 y 3, que son unos kits de potenciación que se pueden instalar en talleres especializados. Estos son los efectos que tienen sobre el motor 1.0 T-GDI de 120 CV:

  • Stage 1: consiste en reprogramar la centralita del motor para aumentar la presión del turbo, el caudal de combustible y el avance del encendido. Con esto se consigue una potencia de unos 140 CV y un par de unos 230 Nm, lo que supone una mejora de unos 20 CV y 25 Nm respecto al original. El precio de esta modificación ronda los 500 euros.
  • Stage 2: implica cambiar el filtro de aire por uno de alto flujo, el intercooler por uno más grande y el escape por uno menos restrictivo. Con esto se logra una potencia de unos 160 CV y un par de unos 260 Nm, lo que significa una ganancia de unos 40 CV y 60 Nm respecto al de serie. El precio de esta modificación puede variar entre los 1.500 y los 2.000 euros, dependiendo de los componentes elegidos.
  • Stage 3: supone cambiar el turbo por uno más grande, los inyectores por unos de mayor caudal, la bomba de combustible por una de mayor presión y el embrague por uno reforzado. Con esto se alcanza una potencia de unos 200 CV y un par de unos 300 Nm, lo que representa un aumento de unos 80 CV y 100 Nm respecto al original. El precio de esta modificación puede superar los 4.000 euros, sin contar la mano de obra.

Estas mejoras pueden hacer que el i20 sea más rápido y divertido, pero también tienen sus inconvenientes, como un mayor consumo, un mayor desgaste, una mayor contaminación, una posible pérdida de la garantía o una necesidad de homologación.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

¡Bloqueador de anuncios detectado!

Hemos detectado que estás utilizando extensiones para bloquear anuncios.
Apóyanos desactivando este bloqueador de anuncios.