Honda CRX: un deportivo clásico con mucho potencial de mejora.

Honda CRX: un clásico deportivo con potencial de mejora

El Honda CRX, también conocido como Honda Civic CRX o Honda Ballade Sports CRX, es un automóvil deportivo compacto de tracción delantera y motor delantero transversal, fabricado por Honda entre 1983 y 1991. Fue reemplazado por el Honda CRX del Sol en 1992. El Honda CRX se caracteriza por su diseño aerodinámico, su bajo peso, su techo abatible y su rendimiento dinámico. A lo largo de su historia, el Honda CRX ha tenido tres generaciones, cada una con diferentes versiones y motores. En este artículo vamos a repasar las características principales de cada generación, y las posibles mejoras de estética y motor que se pueden realizar mediante las stage 1, 2 y 3.

Primera generación (1983-1987)

La primera generación del Honda CRX se lanzó al mercado en 1983, como una versión deportiva del Honda Civic de tercera generación. El Honda CRX de primera generación tenía una carrocería de dos puertas y dos plazas, con un maletero trasero y un portón trasero de cristal. El Honda CRX de primera generación se ofrecía con dos motores de gasolina de cuatro cilindros en línea: el 1.3 de 60 CV y el 1.5 de 76 CV. Ambos motores se acoplaban a una caja de cambios manual de cinco velocidades o a una automática de tres velocidades. El Honda CRX de primera generación tenía una suspensión independiente en las cuatro ruedas, con amortiguadores de gas y barras estabilizadoras. El Honda CRX de primera generación tenía un peso de unos 800 kg, y una velocidad máxima de unos 170 km/h.

Stage 1

La stage 1 es la etapa más sencilla y económica de mejora del rendimiento del motor, ya que solo implica una reprogramación de la centralita electrónica (ECU) del vehículo. La reprogramación de la ECU consiste en modificar los parámetros que controlan el funcionamiento del motor, como el tiempo de inyección, el avance del encendido, la presión del combustible, el límite de revoluciones, etc. La reprogramación de la ECU permite optimizar el rendimiento del motor, aumentando la potencia y el par, y mejorando el consumo y las emisiones. La stage 1 se puede realizar en cualquier motor del Honda CRX de primera generación, pero se recomienda especialmente en el motor 1.5, ya que tiene más margen de mejora. Con la stage 1, se puede conseguir un aumento de potencia de unos 10 CV, y un aumento de par de unos 15 Nm.

Stage 2

La stage 2 es la etapa que implica, además de la reprogramación de la ECU, la sustitución de algunas piezas mecánicas del motor, con el fin de mejorar el flujo de aire y de gases. La stage 2 se recomienda para los motores que ya han realizado la stage 1, y que quieren obtener un mayor rendimiento. La stage 2 implica el cambio del filtro de aire por uno de alto flujo, el cambio del colector de escape por uno menos restrictivo, el cambio del catalizador por uno deportivo o su eliminación, y el cambio del silenciador por uno más libre. Estas modificaciones permiten que el motor respire mejor, y que los gases salgan más fácilmente, reduciendo la contrapresión y el calor. Con la stage 2, se puede conseguir un aumento de potencia de unos 20 CV, y un aumento de par de unos 25 Nm.

Stage 3

La stage 3 es la etapa más avanzada y costosa de mejora del rendimiento del motor, ya que implica el cambio de componentes internos del motor, con el objetivo de aumentar la cilindrada, la compresión, el flujo de aire y el caudal de combustible. La stage 3 se recomienda para los motores que ya han realizado la stage 1 y la stage 2, y que quieren obtener el máximo rendimiento posible. La stage 3 implica el cambio de los pistones por unos de mayor diámetro y/o mayor relación de compresión, el cambio de las bielas por unas más ligeras y resistentes, el cambio de las válvulas por unas de mayor tamaño y/o mayor levantamiento, el cambio de los árboles de levas por unos de mayor cruce y/o mayor duración, el cambio de la bomba de combustible por una de mayor caudal, el cambio de los inyectores por unos de mayor capacidad, el cambio de la junta de culata por una más fina y/o de mayor calidad, y el cambio del sistema de refrigeración por uno más eficiente. Estas modificaciones permiten que el motor tenga más capacidad de admisión y de escape, más presión y más cantidad de combustible, y una mejor disipación del calor. Con la stage 3, se puede conseguir un aumento de potencia de unos 40 CV, y un aumento de par de unos 50 Nm.

Segunda generación (1987-1991)

La segunda generación del Honda CRX se lanzó al mercado en 1987, como una evolución del modelo anterior. El Honda CRX de segunda generación tenía una carrocería de dos puertas y dos plazas, con un maletero trasero y un portón trasero de cristal. El Honda CRX de segunda generación se ofrecía con tres motores de gasolina de cuatro cilindros en línea: el 1.5 de 90 CV, el 1.6 de 108 CV y el 1.6 VTEC de 150 CV. El motor 1.6 VTEC era el más avanzado, ya que contaba con un sistema de distribución variable que optimizaba el rendimiento del motor a diferentes regímenes de giro. Todos los motores se acoplaban a una caja de cambios manual de cinco velocidades o a una automática de cuatro velocidades. El Honda CRX de segunda generación tenía una suspensión independiente en las cuatro ruedas, con amortiguadores de gas y barras estabilizadoras. El Honda CRX de segunda generación tenía un peso de unos 900 kg, y una velocidad máxima de unos 200 km/h.

Stage 1

La stage 1 es la etapa más sencilla y económica de mejora del rendimiento del motor, ya que solo implica una reprogramación de la centralita electrónica (ECU) del vehículo. La reprogramación de la ECU consiste en modificar los parámetros que controlan el funcionamiento del motor, como el tiempo de inyección, el avance del encendido, la presión del combustible, el límite de revoluciones, etc. La reprogramación de la ECU permite optimizar el rendimiento del motor, aumentando la potencia y el par, y mejorando el consumo y las emisiones. La stage 1 se puede realizar en cualquier motor del Honda CRX de segunda generación, pero se recomienda especialmente en el motor 1.6 VTEC, ya que tiene más margen de mejora. Con la stage 1, se puede conseguir un aumento de potencia de unos 15 CV, y un aumento de par de unos 20 Nm.

Stage 2

La stage 2 es la etapa que implica, además de la reprogramación de la ECU, la sustitución de algunas piezas mecánicas del motor, con el fin de mejorar el flujo de aire y de gases. La stage 2 se recomienda para los motores que ya han realizado la stage 1, y que quieren obtener un mayor rendimiento. La stage 2 implica el cambio del filtro de aire por uno de alto flujo, el cambio del colector de escape por uno menos restrictivo, el cambio del catalizador por uno deportivo o su eliminación, y el cambio del silenciador por uno más libre. Estas modificaciones permiten que el motor respire mejor, y que los gases salgan más fácil

Stage 3

La stage 3 es la etapa más avanzada y costosa de mejora del rendimiento del motor, ya que implica el cambio de componentes internos del motor, con el objetivo de aumentar la cilindrada, la compresión, el flujo de aire y el caudal de combustible. La stage 3 se recomienda para los motores que ya han realizado la stage 1 y la stage 2, y que quieren obtener el máximo rendimiento posible. La stage 3 implica el cambio de los pistones por unos de mayor diámetro y/o mayor relación de compresión, el cambio de las bielas por unas más ligeras y resistentes, el cambio de las válvulas por unas de mayor tamaño y/o mayor levantamiento, el cambio de los árboles de levas por unos de mayor cruce y/o mayor duración, el cambio de la bomba de combustible por una de mayor caudal, el cambio de los inyectores por unos de mayor capacidad, el cambio de la junta de culata por una más fina y/o de mayor calidad, y el cambio del sistema de refrigeración por uno más eficiente. Estas modificaciones permiten que el motor tenga más capacidad de admisión y de escape, más presión y más cantidad de combustible, y una mejor disipación del calor. Con la stage 3, se puede conseguir un aumento de potencia de unos 50 CV, y un aumento de par de unos 60 Nm.

Tercera generación (1992-1998)

La tercera generación del Honda CRX se lanzó al mercado en 1992, como un sustituto del modelo anterior. El Honda CRX de tercera generación se denominaba Honda CRX del Sol, y tenía una carrocería de dos puertas y dos plazas, con un techo rígido desmontable y un maletero trasero. El Honda CRX de tercera generación se ofrecía con cuatro motores de gasolina de cuatro cilindros en línea: el 1.5 de 90 CV, el 1.6 de 125 CV, el 1.6 VTEC de 160 CV y el 1.6 VTEC de 170 CV. El motor 1.6 VTEC de 170 CV era el más potente, ya que contaba con un sistema de distribución variable que optimizaba el rendimiento del motor a diferentes regímenes de giro, y con un sistema de admisión variable que mejoraba el llenado de los cilindros. Todos los motores se acoplaban a una caja de cambios manual de cinco velocidades o a una automática de cuatro velocidades. El Honda CRX de tercera generación tenía una suspensión independiente en las cuatro ruedas, con amortiguadores de gas y barras estabilizadoras. El Honda CRX de tercera generación tenía un peso de unos 1000 kg, y una velocidad máxima de unos 220 km/h.

Stage 1

La stage 1 es la etapa más sencilla y económica de mejora del rendimiento del motor, ya que solo implica una reprogramación de la centralita electrónica (ECU) del vehículo. La reprogramación de la ECU consiste en modificar los parámetros que controlan el funcionamiento del motor, como el tiempo de inyección, el avance del encendido, la presión del combustible, el límite de revoluciones, etc. La reprogramación de la ECU permite optimizar el rendimiento del motor, aumentando la potencia y el par, y mejorando el consumo y las emisiones. La stage 1 se puede realizar en cualquier motor del Honda CRX de tercera generación, pero se recomienda especialmente en el motor 1.6 VTEC de 170 CV, ya que tiene más margen de mejora. Con la stage 1, se puede conseguir un aumento de potencia de unos 20 CV, y un aumento de par de unos 25 Nm.

Stage 2

La stage 2 es la etapa que implica, además de la reprogramación de la ECU, la sustitución de algunas piezas mecánicas del motor, con el fin de mejorar el flujo de aire y de gases. La stage 2 se recomienda para los motores que ya han realizado la stage 1, y que quieren obtener un mayor rendimiento. La stage 2 implica el cambio del filtro de aire por uno de alto flujo, el cambio del colector de escape por uno menos restrictivo, el cambio del catalizador por uno deportivo o su eliminación, y el cambio del silenciador por uno más libre. Estas modificaciones permiten que el motor respire mejor, y que los gases salgan más fácilmente, reduciendo la contrapresión y el calor. Con la stage 2, se puede conseguir un aumento de potencia de unos 30 CV, y un aumento de par de unos 35 Nm.

Stage 3

La stage 3 es la etapa más avanzada y costosa de mejora del rendimiento del motor, ya que implica el cambio de componentes internos del motor, con el objetivo de aumentar la cilindrada, la compresión, el flujo de aire y el caudal de combustible. La stage 3 se recomienda para los motores que ya han realizado la stage 1 y la stage 2, y que quieren obtener el máximo rendimiento posible. La stage 3 implica el cambio de los pistones por unos de mayor diámetro y/o mayor relación de compresión, el cambio de las bielas por unas más ligeras y resistentes, el cambio de las válvulas por unas de mayor tamaño y/o mayor levantamiento, el cambio de los árboles de levas por unos de mayor cruce y/o mayor duración, el cambio de la bomba de combustible por una de mayor caudal, el cambio de los inyectores por unos de mayor capacidad, el cambio de la junta de culata por una más fina y/o de mayor calidad, y el cambio del sistema de refrigeración por uno más eficiente. Estas modificaciones permiten que el motor tenga más capacidad de admisión y de escape, más presión y más cantidad de combustible, y una mejor disipación del calor. Con la stage 3, se puede conseguir un aumento de potencia de unos 60 CV, y un aumento de par de unos 70 Nm.

Mejoras de estética

Además de las mejoras de rendimiento del motor, el Honda CRX también se puede personalizar en su aspecto exterior e interior, para darle un toque más deportivo y exclusivo. Algunas de las mejoras de estética que se pueden realizar son las siguientes:

  • Cambiar las llantas por unas de mayor tamaño y diseño, que mejoren la adherencia y la estabilidad del vehículo.

  • Cambiar los neumáticos por unos de mayor anchura y perfil bajo, que aumenten el agarre y la respuesta del vehículo.

  • Cambiar los faros por unos de LED o xenón, que iluminen mejor y den un aspecto más moderno al vehículo.

  • Cambiar los pilotos traseros por unos de LED o de tipo lexus, que mejoren la visibilidad y la estética del vehículo.

  • Cambiar el parachoques delantero por uno de tipo deportivo, que mejore el flujo de aire y el aspecto del vehículo.

  • Cambiar el parachoques trasero por uno de tipo deportivo, que incorpore un difusor y un escape central, que mejoren la aerodinámica y el sonido del vehículo.

  • Cambiar el alerón trasero por uno de mayor tamaño y altura, que genere más carga aerodinámica y estabilidad del vehículo.

  • Cambiar el capó por uno de fibra de carbono, que reduzca el peso y mejore la refrigeración del motor.

  • Cambiar las puertas por unas de tipo lambo, que se abran hacia arriba y den un aspecto más espectacular al vehículo.

  • Cambiar el color de la carrocería por uno más llamativo y personalizado, que refleje el gusto y la personalidad del propietario.

  • Cambiar los asientos por unos de tipo baquet, que sujeten mejor al conductor y al acompañante, y que sean más cómodos y ergonómicos.

  • Cambiar el volante por uno de tipo deportivo, que tenga un mejor agarre y una mejor sensación de conducción.

  • Cambiar el pomo de la palanca de cambios por uno de tipo deportivo, que tenga una mejor precisión y una mejor estética.

  • Cambiar el pedalier por uno de tipo deportivo, que tenga una mejor respuesta y una mejor estética.

  • Cambiar el salpicadero por uno de tipo digital, que tenga una mejor información y una mejor estética.

    Con estas mejoras de estética, el Honda CRX se convierte en un vehículo único y personal, que llama la atención por su diseño y su sonido, y que ofrece una experiencia de conducción inigualable.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *