Hayabusa: la historia de la moto que superó los 300 km/h

Suzuki Hayabusa: la deportiva de altos vuelos que se renueva en 2021

La Suzuki Hayabusa es una de las motos más emblemáticas de la historia, una deportiva de gran cilindrada que se lanzó en 1999 y que se convirtió en la primera moto de producción en superar los 300 km/h. Su nombre significa halcón peregrino, un ave que puede alcanzar velocidades de vértigo en picado. La Hayabusa se caracteriza por su estética única y aerodinámica, que busca una perfecta penetración en el aire. En 2021, la Hayabusa vuelve al mercado después de unos años de ausencia, con una renovación que respeta su esencia pero que incorpora mejoras en el motor y la electrónica.

El motor de la Hayabusa: potencia y control

El motor de la Hayabusa es un cuatro cilindros en línea de 1.340 cc, que entrega una potencia de 190 CV a 9.700 rpm y un par de 150 Nm a 7.000 rpm. Se trata de un propulsor que ofrece una entrega de potencia muy lineal, gracias a los cambios introducidos en los escapes y al acelerador electrónico Ride-by-Wire, que proporciona un control suave y similar al que se obtiene con un cable convencional. La Hayabusa está autolimitada a 299 km/h, pero puede alcanzar esa velocidad con una facilidad pasmosa.

Para mejorar el rendimiento y la eficiencia del motor, la Hayabusa cuenta con un sistema de inyección de combustible de doble inyector por cilindro, que optimiza la atomización y la distribución del combustible. También dispone de un sistema de encendido de doble bujía por cilindro, que mejora la combustión y reduce las emisiones. Además, el motor incorpora un sistema de lubricación por cárter seco, que reduce la fricción y el peso, y un sistema de refrigeración por aceite y agua, que mantiene la temperatura óptima del motor.

La electrónica de la Hayabusa: un arsenal de ayudas a la conducción

La Hayabusa estrena la última versión del Suzuki Intelligent Ride System (SIRS), un conjunto de ayudas electrónicas que permiten al piloto adaptar el comportamiento de la moto a su estilo de conducción y al estado del asfalto. El SIRS se gestiona mediante una plataforma inercial IMU de seis ejes, que detecta la posición y el movimiento de la moto en todo momento.

El SIRS incluye el Selector de modo de conducción Suzuki Alpha (SDMS-a), que ofrece tres opciones preseleccionadas (Activo, Básico y Confort) y otras tres personalizables. Cada una de ellas modifica el funcionamiento de la inyección, el control de tracción de diez niveles, el anticaballito de diez modos, el freno motor de tres niveles y el cambio rápido bidireccional.

Además, el SIRS cuenta con otras ayudas como el selector del modo de potencia (PW), que permite elegir entre tres niveles de respuesta del acelerador, el control de aceleración al arrancar desde parado, el sistema de control crucero, el limitador de velocidad activo, el asistente de bajas revoluciones, el sistema de frenada combinada, el ABS con funcionalidad en curva, el sistema de control de pendientes y la señal de parada de emergencia.

La estética de la Hayabusa: un diseño único e inconfundible

La Hayabusa mantiene su diseño original, que se ha convertido en un icono de la moto deportiva. Su silueta aerodinámica, con un frontal afilado y una cola elevada, busca una perfecta penetración en el aire. La Hayabusa tiene unas dimensiones generosas, con una longitud de 2.180 mm, una anchura de 735 mm y una altura de 1.165 mm. Su distancia entre ejes es de 1.480 mm y su altura del asiento es de 800 mm. Su peso en orden de marcha es de 264 kg.

La Hayabusa se distingue por sus detalles de calidad, como el faro delantero LED con forma de ojo de halcón, las luces traseras LED con forma de garra, el cuadro de instrumentos analógico-digital con una pantalla TFT a color, el manillar de aluminio, las llantas de aleación de 17 pulgadas, el escape doble con salida triangular o el depósito de combustible de 20 litros.

La Hayabusa está disponible en tres colores: negro metalizado, blanco perla y gris metalizado. Todos ellos combinan con el color rojo de las pinzas de freno y el logo de Suzuki.

Las mejoras de la Hayabusa: stage 1, 2 y 3

Para los que quieran exprimir al máximo el potencial de la Hayabusa, existen diferentes kits de mejora que aumentan la potencia y el par del motor. Estos kits se denominan stage 1, 2 y 3, y se basan en la instalación de un turbocompresor que incrementa la presión del aire en la admisión.

El stage 1 es el más básico y el más económico, y consiste en instalar un turbocompresor de baja presión, que puede dar hasta 240 CV en un motor de serie y hasta 280 CV en un motor preparado. El stage 1 no requiere modificar el motor ni la electrónica, y se puede usar con gasolina normal.

El stage 2 es el más equilibrado y el más popular, y consiste en instalar un turbocompresor de mayor presión, que puede dar hasta 280 CV en un motor de serie y hasta 440 CV en un motor preparado. El stage 2 requiere modificar el motor y la electrónica, y se debe usar con gasolina de alto octanaje.

El stage 3 es el más extremo y el más caro, y consiste en instalar un turbocompresor de altísima presión, que puede dar hasta 330 CV en un motor de serie y hasta 600 CV en un motor preparado. El stage 3 requiere modificar el motor y la electrónica de forma radical, y se debe usar con gasolina de competición.

Los kits de mejora de la Hayabusa se pueden adquirir en empresas especializadas, como RCC Turbos, que ofrecen diferentes opciones y precios según las necesidades y el presupuesto de cada cliente.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *