GeForce RTX 3080 20GB y Radeon RX 580 16GB: las tarjetas gráficas modificadas que vuelven al mercado

Tarjetas gráficas GeForce RTX 3080 20GB y Radeon RX 580 16GB modificadas vuelven al mercado

¿Qué son las tarjetas gráficas modificadas?

Las tarjetas gráficas modificadas son aquellas que han sido alteradas por los fabricantes o los usuarios para cambiar sus características originales, como la memoria, el reloj, el voltaje o el enfriamiento. Estas modificaciones pueden tener diferentes fines, como mejorar el rendimiento, reducir el consumo, aumentar la vida útil o personalizar el aspecto.

¿Por qué se modifican las tarjetas gráficas?

Una de las razones más comunes para modificar las tarjetas gráficas es la minería de criptomonedas, una actividad que consiste en resolver complejos problemas matemáticos para generar y validar transacciones digitales. La minería de criptomonedas requiere de mucha potencia de cálculo, y las tarjetas gráficas son uno de los componentes más adecuados para ello, ya que están diseñadas para procesar grandes cantidades de datos de forma paralela.

Sin embargo, la minería de criptomonedas también implica un alto consumo de energía y una gran generación de calor, lo que puede afectar al rendimiento y la durabilidad de las tarjetas gráficas. Por eso, algunos mineros optan por modificar sus tarjetas gráficas para adaptarlas a sus necesidades, como aumentar la memoria, reducir el voltaje o mejorar el sistema de refrigeración.

¿Qué riesgos tiene comprar una tarjeta gráfica modificada?

Comprar una tarjeta gráfica modificada puede tener algunos riesgos, sobre todo si no se conoce el origen y el estado de la misma. Algunos de los posibles problemas que pueden surgir son:

  • Incompatibilidad: Algunas tarjetas gráficas modificadas pueden no ser compatibles con ciertos sistemas operativos, placas base, fuentes de alimentación o juegos, lo que puede provocar errores, cuelgues o pérdida de rendimiento.
  • Falsificación: Algunas tarjetas gráficas modificadas pueden ser en realidad modelos inferiores que han sido reetiquetados o reprogramados para hacerlos pasar por otros superiores, lo que puede suponer una estafa para el comprador.
  • Degradación: Algunas tarjetas gráficas modificadas pueden haber sufrido un desgaste prematuro debido al uso intensivo, la falta de mantenimiento o las condiciones ambientales, lo que puede afectar a su funcionamiento y su vida útil.
  • Garantía: Algunas tarjetas gráficas modificadas pueden haber perdido la garantía del fabricante original, lo que puede dificultar o imposibilitar su reparación o sustitución en caso de avería.

¿Qué ventajas tiene comprar una tarjeta gráfica modificada?

Comprar una tarjeta gráfica modificada también puede tener algunas ventajas, sobre todo si se trata de un modelo de alta gama que ha sido optimizado por un profesional. Algunos de los posibles beneficios que pueden obtenerse son:

  • Ahorro: Algunas tarjetas gráficas modificadas pueden tener un precio más bajo que el de mercado, lo que puede suponer un ahorro para el comprador, siempre que se verifique su autenticidad y su estado.
  • Rendimiento: Algunas tarjetas gráficas modificadas pueden ofrecer un rendimiento superior al original, lo que puede mejorar la experiencia de juego, el trabajo o el ocio del usuario, siempre que se respeten los límites de seguridad y estabilidad.
  • Personalización: Algunas tarjetas gráficas modificadas pueden tener un aspecto único y diferenciado, lo que puede aportar un toque de estilo y originalidad al equipo del usuario, siempre que se cuide la calidad y la funcionalidad.

¿Qué tarjetas gráficas modificadas han vuelto al mercado?

Según el portal ITHardware1, algunas tarjetas gráficas modificadas que habían sido utilizadas para la minería de criptomonedas han vuelto al mercado, aprovechando la escasez y la demanda de estos componentes. Entre ellas, se encuentran las siguientes:

  • GeForce RTX 3080 20GB: Se trata de una versión no oficial de la tarjeta gráfica GeForce RTX 3080 de NVIDIA, que originalmente tiene 10 GB de memoria GDDR6X. Esta versión modificada cuenta con 20 GB de memoria GDDR6, lo que supone una mejora en la capacidad, pero una reducción en la velocidad. Además, tiene un diseño diferente al original, con un ventilador más grande y un conector de alimentación de 8 pines en lugar de 12. Según ITHardware, esta tarjeta gráfica modificada se vende por unos 1000 euros, lo que es más barato que el precio de la versión oficial, que ronda los 1500 euros.
  • Radeon RX 580 16GB: Se trata de una versión modificada de la tarjeta gráfica Radeon RX 580 de AMD, que originalmente tiene 8 GB de memoria GDDR5. Esta versión modificada cuenta con 16 GB de memoria GDDR5, lo que supone una mejora en la capacidad, pero no en la velocidad. Además, tiene un diseño similar al original, con dos ventiladores y un conector de alimentación de 8 pines. Según ITHardware, esta tarjeta gráfica modificada se vende por unos 300 euros, lo que es más caro que el precio de la versión oficial, que ronda los 200 euros.

¿Qué precauciones hay que tomar al comprar una tarjeta gráfica modificada?

Si se decide comprar una tarjeta gráfica modificada, es importante tomar algunas precauciones para evitar posibles problemas o decepciones. Algunas de las recomendaciones que se pueden seguir son:

  • Informarse: Antes de comprar una tarjeta gráfica modificada, es conveniente informarse sobre sus características, su procedencia, su estado y su precio, comparándolos con los de la versión original y con los de otras ofertas similares. También es aconsejable consultar opiniones y valoraciones de otros compradores o expertos, así como verificar la reputación y la fiabilidad del vendedor.
  • Comprobar: Al recibir una tarjeta gráfica modificada, es importante comprobar que se corresponde con la descripción y las imágenes del anuncio, que no tiene daños físicos o signos de uso excesivo, que funciona correctamente y que ofrece el rendimiento esperado. Para ello, se puede utilizar algún programa de diagnóstico o benchmark, así como probar la tarjeta gráfica con diferentes juegos o aplicaciones.
  • Reclamar: Si se detecta algún problema o defecto en la tarjeta gráfica modificada, es necesario reclamar al vendedor lo antes posible, solicitando una solución, una devolución o un reembolso, según el caso. Para ello, se debe conservar el comprobante de compra, la factura, el embalaje y todos los accesorios, así como documentar el problema con fotos o vídeos. También se puede recurrir a la plataforma de venta, al servicio de atención al cliente, a la garantía o a la ley de protección al consumidor, según el caso.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visitas: 0
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

¡Bloqueador de anuncios detectado!

Hemos detectado que estás utilizando extensiones para bloquear anuncios.
Apóyanos desactivando este bloqueador de anuncios.
Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock