Ford Fiesta: un coche con personalidad y carácter deportivo

Ford Fiesta: un utilitario con historia y evolución

El Ford Fiesta es uno de los modelos más emblemáticos y populares de la marca del óvalo, que lleva conquistando el mercado desde 1976. A lo largo de sus siete generaciones, el Fiesta ha sabido adaptarse a los tiempos y ofrecer un diseño atractivo, una conducción dinámica y una tecnología avanzada. En este artículo, repasaremos la trayectoria del Ford Fiesta y sus mejoras con los años, así como sus versiones más deportivas y potentes con la stage 1, 2 y 3.

El origen del Ford Fiesta

El Ford Fiesta nació como un proyecto secreto bajo el nombre de Bobcat, que buscaba crear un coche pequeño, económico y global para competir con los modelos japoneses y europeos. El proyecto fue liderado por Henry Ford II, que quería un coche que cupiera en una caja de 3 x 3 x 4 metros. El diseño final fue obra de Tom Tjaarda, que se inspiró en el Fiat 127 y el Renault 5. El nombre de Fiesta fue elegido por su sonoridad y su carácter internacional.

El primer Ford Fiesta se presentó en 1976, con una carrocería de tres puertas y un motor de gasolina de cuatro cilindros y 957 cc, que entregaba 40 CV de potencia. El coche tenía una longitud de 3,65 metros, una anchura de 1,56 metros y una altura de 1,33 metros. Su peso era de 685 kg y su maletero tenía una capacidad de 270 litros. El Fiesta se fabricó en las plantas de Almusafes (España), Colonia (Alemania) y Dagenham (Reino Unido).

La evolución del Ford Fiesta

El Ford Fiesta ha ido evolucionando con el paso de los años, incorporando nuevas carrocerías, motores, equipamientos y diseños. A continuación, repasamos las principales características de cada generación del Fiesta:

  • Segunda generación (1983-1989): El Fiesta se renovó con un diseño más redondeado y aerodinámico, que aumentó su longitud a 3,72 metros y su anchura a 1,58 metros. Se introdujo una carrocería de cinco puertas y se amplió la gama de motores, con opciones de gasolina de 957 cc a 1.596 cc y de diésel de 1.598 cc. El Fiesta fue el primer utilitario en ofrecer una motorización diésel, así como el antibloqueo de frenos ABS. También se lanzaron las versiones deportivas XR2 y RS Turbo, con 96 y 132 CV respectivamente.

  • Tercera generación (1989-1997): El Fiesta creció de nuevo, alcanzando los 3,83 metros de longitud y los 1,63 metros de anchura. Se mejoró el espacio interior y el maletero, que pasó a tener 315 litros. Se incorporaron elementos como el airbag del conductor, el cierre centralizado, los elevalunas eléctricos y el aire acondicionado. Los motores de gasolina fueron de 1.1 a 1.8 litros y los diésel de 1.8 litros. Las versiones deportivas fueron el XR2i, con 110 CV, y el RS1800, con 130 CV.

  • Cuarta generación (1995-2002): El Fiesta se rediseñó por completo, con un estilo más moderno y elegante, que mantuvo las dimensiones de la generación anterior. Se introdujo una nueva carrocería sedán de cuatro puertas, llamada Ikon, y se mejoró el equipamiento, con elementos como el airbag del pasajero, el control de tracción, el sistema antirrobo y el sistema multimedia. Los motores de gasolina fueron de 1.25 a 1.6 litros y los diésel de 1.8 litros. La versión deportiva fue el Zetec-S, con 103 CV.

  • Quinta generación (2002-2008): El Fiesta se basó en la plataforma del Mazda 2, con un diseño más dinámico y juvenil, que aumentó su longitud a 3,92 metros y su anchura a 1,68 metros. Se mejoró la seguridad, con elementos como el control de estabilidad, el asistente de arranque en pendiente y los airbags laterales y de cortina. Los motores de gasolina fueron de 1.25 a 2 litros y los diésel de 1.4 y 1.6 litros. La versión deportiva fue el ST, con 150 CV.

  • Sexta generación (2008-2017): El Fiesta se inspiró en el concepto Verve, con un diseño más agresivo y vanguardista, que incrementó su longitud a 3,95 metros y su anchura a 1,72 metros. Se mejoró la tecnología, con elementos como el sistema de conectividad SYNC, el sistema de arranque sin llave, el sistema de aparcamiento asistido y el sistema de alerta de cambio de carril. Los motores de gasolina fueron de 1.25 a 1.6 litros y los diésel de 1.4 y 1.6 litros. La versión deportiva fue el ST, con 182 CV.

  • Séptima generación (2017-actualidad): El Fiesta se renovó con un diseño más refinado y elegante, que mantuvo las dimensiones de la generación anterior. Se mejoró el interior, con un salpicadero más minimalista y una pantalla táctil de 8 pulgadas. Se introdujeron cuatro versiones con personalidades diferenciadas: Trend, Titanium, ST-Line y Vignale. También se lanzó una versión crossover, llamada Active, con una altura mayor y una estética más aventurera. Los motores de gasolina fueron de 1.1 a 1.5 litros y los diésel de 1.5 litros. La versión deportiva fue el ST, con 200 CV.

Las mejoras del Ford Fiesta con la stage 1, 2 y 3

El Ford Fiesta es un coche que ofrece un gran potencial para mejorar su rendimiento y prestaciones mediante la reprogramación de la centralita, que modifica los parámetros del motor para optimizar su funcionamiento. Existen diferentes niveles de reprogramación, que se conocen como stage 1, 2 y 3, y que requieren de diferentes modificaciones y piezas adicionales. A continuación, explicamos en qué consisten cada una de estas etapas y qué beneficios aportan al Ford Fiesta:

  • Stage 1: Es la etapa más sencilla y económica, que solo implica la reprogramación de la centralita, sin cambiar ninguna pieza del motor. Con esta modificación, se consigue aumentar la potencia y el par motor, así como reducir el consumo y las emisiones. Por ejemplo, un Ford Fiesta ST de 200 CV puede pasar a tener unos 230 CV con la stage 1.

  • Stage 2: Es la etapa intermedia, que implica la reprogramación de la centralita y el cambio de algunas piezas del motor, como el filtro de aire, el escape, el intercooler y el turbo. Con esta modificación, se consigue mejorar el rendimiento y la respuesta del motor, así como el sonido y la estética. Por ejemplo, un Ford Fiesta ST de 200 CV puede pasar a tener unos 260 CV con la stage 2.

  • Stage 3: Es la etapa más avanzada y costosa, que implica la reprogramación de la centralita y el cambio de muchas piezas del motor, como los inyectores, la bomba de gasolina, el embrague, el volante motor, la admisión y el turbo. Con esta modificación, se consigue maximizar el potencial y la fiabilidad del motor, así como el placer de conducción. Por ejemplo, un Ford Fiesta ST de 200 CV puede pasar a tener unos 300 CV

    Conclusión

    El Ford Fiesta es un coche que ha sabido mantenerse en el mercado durante más de cuatro décadas, gracias a su capacidad de adaptación y evolución. El Fiesta ha ofrecido siempre un diseño atractivo, una conducción dinámica y una tecnología avanzada, que lo han convertido en uno de los utilitarios más vendidos y apreciados del mundo. Además, el Fiesta ha demostrado su potencial deportivo y su margen de mejora con las stage 1, 2 y 3, que le han permitido aumentar su potencia y rendimiento. El Ford Fiesta es, sin duda, un coche con historia y con futuro.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

¡Bloqueador de anuncios detectado!

Hemos detectado que estás utilizando extensiones para bloquear anuncios.
Apóyanos desactivando este bloqueador de anuncios.