Ford Capri 2800 Turbo: un clásico con mucha fuerza

Ford Capri 2800 Turbo: un clásico con potencia y estilo

El Ford Capri es uno de los modelos más emblemáticos de la marca estadounidense, que se produjo entre 1968 y 1986 en diferentes versiones y mercados. Se trata de un coupé deportivo de tracción trasera, que se inspiró en el éxito del Ford Mustang en Estados Unidos. El Capri se ganó el apodo de “el Mustang europeo” por su diseño atractivo, su amplia gama de motores y su precio asequible.

Entre las diferentes variantes del Capri, una de las más exclusivas y potentes fue la 2800 Turbo, que se lanzó en 1981 como una edición limitada de 200 unidades. Esta versión fue desarrollada por el departamento RS de Ford, que se encargaba de las versiones de alto rendimiento y competición de la marca. El objetivo era rendir homenaje a las Capri que habían triunfado en las carreras de turismos, y al mismo tiempo ofrecer un producto atractivo para el mercado alemán, donde el Capri tenía una gran demanda.

Características del Ford Capri 2800 Turbo

El Ford Capri 2800 Turbo se basaba en el V6 de 2.8 litros de cilindrada, que equipaba la versión 2.8 Injection. Este motor tenía una potencia de 135 CV y un par de 205 Nm, que le permitían alcanzar una velocidad máxima de 200 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos. Sin embargo, el departamento RS le añadió un turbo Garrett T3, que elevaba la potencia hasta los 188 CV y el par hasta los 277 Nm. Con este aumento de rendimiento, el Capri 2800 Turbo podía llegar a los 220 km/h y hacer el 0-100 km/h en 7,8 segundos.

Además del turbo, el motor recibió otras modificaciones, como un carburador Solex 38 en lugar de la inyección, un intercooler, un radiador de aceite, un escape deportivo y un sistema de encendido electrónico. La caja de cambios era manual de cinco velocidades, y el diferencial trasero era autoblocante. El chasis también se reforzó con una suspensión más firme, unos frenos de disco ventilados y unas llantas de aleación de 15 pulgadas con neumáticos 205/50.

El aspecto exterior del Capri 2800 Turbo también se diferenciaba del resto de la gama por su carrocería de color negro con franjas rojas, su alerón trasero, sus faros antiniebla, sus retrovisores deportivos y sus insignias RS y Turbo. El interior también tenía un toque deportivo, con unos asientos Recaro de cuero y tela, un volante de tres radios, un cuadro de instrumentos con relojes adicionales y un pomo de cambio RS.

Mejoras estéticas y de motor con la stage 1, 2 y 3

El Ford Capri 2800 Turbo ya era un coche muy potente y llamativo de serie, pero algunos propietarios decidieron personalizarlo aún más con diferentes niveles de preparación, conocidos como stage 1, 2 y 3. Estas mejoras consistían en modificar tanto el software como el hardware del motor y de otros componentes, para obtener un rendimiento superior y un aspecto más exclusivo.

Stage 1

La stage 1 era la más sencilla y económica, y consistía en reprogramar la centralita del motor (ECU) para optimizar los parámetros de la mezcla de aire y combustible, la presión del turbo, el tiempo de ignición y otros factores. Con esta modificación, se podía aumentar la potencia en un rango de 10 a 30%, dependiendo del tipo de motor y del vehículo. En el caso del Capri 2800 Turbo, la stage 1 podía elevar la potencia hasta los 210 CV y el par hasta los 300 Nm, lo que se traducía en una mejora en la aceleración y la velocidad máxima.

Stage 2

La stage 2 era más completa y costosa, y además de reprogramar la ECU, implicaba cambiar algunas piezas mecánicas, como el primer tramo del escape, llamado downpipe, por uno menos restrictivo, que permitía que los gases salieran más fácilmente y que el turbo trabajara mejor. También se podía cambiar el intercooler y la admisión por unos de mayor rendimiento, que mejoraban la refrigeración y la entrada de aire al motor. Con la stage 2, el Capri 2800 Turbo podía alcanzar los 230 CV y los 320 Nm, lo que suponía una notable diferencia respecto al modelo de serie.

Stage 3

La stage 3 era la más radical y cara, y suponía cambiar partes internas del motor, como los pistones, las bielas, los árboles de levas o el turbo, por unos de mayor calidad y resistencia, que permitían aumentar la capacidad del cilindro, la compresión y el caudal de aire. A esta modificación se le sumaban las de la stage 2, y el resultado era un motor con una potencia y un par muy superiores a los originales. En el caso del Capri 2800 Turbo, la stage 3 podía llegar a los 300 CV y los 400 Nm, lo que lo convertía en un auténtico cohete sobre ruedas.

Conclusiones

El Ford Capri 2800 Turbo fue una versión especial y limitada del famoso coupé deportivo, que ofrecía unas prestaciones y un diseño muy atractivos. Sin embargo, algunos propietarios decidieron mejorar aún más su rendimiento y su aspecto con diferentes niveles de preparación, que aumentaban la potencia y el par del motor, así como la respuesta y la eficiencia del mismo. Estas mejoras se conocían como stage 1, 2 y 3, y cada una de ellas implicaba una inversión y un resultado diferente. El Capri 2800 Turbo, con cualquiera de estas stages, era un coche capaz de competir con los deportivos más modernos y potentes, y de llamar la atención por su estilo clásico y elegante.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *