Final Fantasy XIV en Xbox: ¿por qué requiere una suscripción de Game Pass?

Final Fantasy XIV en Xbox: ¿un juego demasiado caro?

El popular MMORPG de Square Enix llegará a Xbox Series X/S, pero con una condición que no ha gustado a muchos fans.

 

Final Fantasy XIV es uno de los juegos de rol multijugador masivos en línea (MMORPG) más exitosos y aclamados de la historia. Con más de 22 millones de jugadores registrados, el juego de Square Enix ha sabido reinventarse tras un fallido lanzamiento en 2010, y ofrecer una experiencia rica, variada y emocionante ambientada en el mundo de Eorzea.

El juego, que cuenta con cuatro expansiones lanzadas y una quinta en camino, está disponible actualmente para PC, PlayStation 4 y PlayStation 5, con una versión gratuita que permite jugar hasta el nivel 70 y disfrutar de las dos primeras expansiones. Sin embargo, los fans de Xbox se han quedado fuera de esta aventura, hasta ahora.

Square Enix ha anunciado que Final Fantasy XIV llegará a Xbox Series X/S en los próximos meses, tras una fase de beta abierta que comenzará el 21 de febrero de 2024. Los jugadores de la consola de Microsoft podrán así unirse a la comunidad global del juego, y explorar las nuevas regiones, razas, oficios y misiones que traerá la expansión Dawntrail, prevista para el verano de 2024.

Sin embargo, no todo son buenas noticias para los fans de Xbox. La compañía japonesa ha revelado una condición que ha generado polémica y decepción entre muchos de ellos: para jugar a la versión final de Final Fantasy XIV en Xbox Series X/S, será necesario estar suscrito a Xbox Game Pass Core o Ultimate, además de pagar la suscripción mensual del juego.

¿Por qué Final Fantasy XIV requiere una suscripción de Game Pass en Xbox?

Xbox Game Pass es el servicio de suscripción de Microsoft que ofrece acceso a más de 300 juegos, tanto de Xbox como de PC, por una cuota mensual. El servicio tiene tres niveles: Game Pass Core, que sustituye al antiguo Xbox Live Gold y permite jugar online y acceder a juegos seleccionados de Xbox; Game Pass PC, que ofrece lo mismo pero para PC; y Game Pass Ultimate, que combina los dos anteriores y añade otros beneficios, como el acceso a xCloud, el servicio de juego en la nube.

Según el comunicado oficial de Square Enix, la versión de prueba gratuita de Final Fantasy XIV, que incluye la beta abierta, no requerirá un plan de Game Pass para jugar. Sin embargo, la versión completa de Xbox Series X/S, que permitirá acceder a todas las expansiones y funciones del juego, sí lo hará.

Esto significa que, además de comprar el juego y sus expansiones, los jugadores de Xbox tendrán que pagar dos suscripciones: una al juego, que cuesta 12,99 € al mes (aunque hay planes de tres y seis meses que reducen la mensualidad a 11,99 € y 10,99 € respectivamente); y otra a Game Pass Core, que cuesta 6,99 € al mes (o 59,99 € al año). En total, jugar a Final Fantasy XIV en Xbox costará unos 20 € al mes, o unos 180 € al año.

Esto supone una diferencia notable con respecto a las versiones de PC y PlayStation, que no requieren ninguna suscripción adicional para jugar online. Los usuarios de estas plataformas solo tienen que pagar la suscripción al juego, y pueden acceder a él sin estar suscritos a ningún otro servicio, como PS Plus.

La razón de esta diferencia no está clara, pero podría deberse a las políticas de Microsoft respecto al juego online en sus consolas. A diferencia de Sony, que permite jugar online a los juegos free to play sin PS Plus, Microsoft exige una suscripción a Game Pass Core para acceder al multijugador online de cualquier juego, salvo algunas excepciones.

Final Fantasy XIV no es un juego free to play, pero sí tiene una versión de prueba gratuita que permite jugar hasta el nivel 70 y disfrutar de las dos primeras expansiones. Esta versión no requerirá Game Pass para jugar, pero la versión completa sí. Esto podría interpretarse como una forma de incentivar a los jugadores a suscribirse al servicio de Microsoft, o como una limitación impuesta por la propia compañía.

Sea como sea, la decisión de Square Enix ha generado malestar entre muchos fans de Xbox, que consideran injusto tener que pagar más por el mismo juego que en otras plataformas. Algunos han expresado su intención de no comprar el juego, o de hacerlo en PC o PlayStation, donde no tendrán que pagar una suscripción extra.

¿Qué ofrece Final Fantasy XIV a los jugadores de Xbox?

A pesar de la polémica, Final Fantasy XIV sigue siendo uno de los mejores MMORPG del mercado, y una opción muy atractiva para los fans de Xbox que quieran disfrutar de una aventura épica, con una historia apasionante, un sistema de combate dinámico, una gran variedad de contenidos y una comunidad activa y acogedora.

El juego ofrece una experiencia única, que combina elementos clásicos de la saga Final Fantasy, como los chocobos, las invocaciones o los cristales, con un mundo abierto y vivo, lleno de posibilidades. Los jugadores pueden crear su propio personaje, eligiendo entre varias razas, clases y oficios, y personalizarlo a su gusto. Además, pueden cambiar de clase y oficio en cualquier momento, sin necesidad de crear otro personaje.

El juego cuenta con una trama principal que se extiende a lo largo de las cuatro expansiones lanzadas hasta la fecha: A Realm Reborn, Heavensward, Stormblood y Shadowbringers. Cada una de ellas añade nuevas regiones, misiones, personajes, enemigos, modos de juego y elementos de la historia, que se va desarrollando con giros sorprendentes, momentos emotivos y batallas épicas.

Además de la trama principal, el juego ofrece una gran cantidad de contenidos secundarios, que van desde misiones secundarias, pasando por mazmorras, raids, pruebas, PvP, minijuegos, eventos especiales, hasta actividades de ocio, como pescar, cocinar, cultivar, coleccionar mascotas y monturas, o decorar la casa.

El juego también destaca por su apartado gráfico y sonoro, que se ha ido mejorando con cada expansión. La versión de Xbox Series X/S aprovechará el potencial de la consola para ofrecer una mayor resolución, fluidez y calidad de imagen, así como tiempos de carga más rápidos. Además, el juego contará con soporte para el mando de Xbox, y se podrá jugar tanto en modo TV como en modo portátil.

Final Fantasy XIV es, en definitiva, un juego que ofrece horas y horas de diversión, tanto para los fans de la saga como para los amantes de los MMORPG. Su llegada a Xbox Series X/S es una buena noticia para los jugadores de la consola de Microsoft, que podrán acceder a uno de los mejores juegos del género, y unirse a una comunidad global de millones de jugadores. Sin embargo, el requisito de tener una suscripción de Game Pass para jugar a la versión completa puede ser un obstáculo para muchos de ellos, que tendrán que valorar si les compensa pagar más por el mismo juego que en otras plataformas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *