El Fiat Punto S del 97, un clásico del mercado español

Fiat Punto S del 97: un clásico económico y versátil

El Fiat Punto es uno de los modelos más populares y exitosos de la marca italiana, que se lanzó al mercado en 1993 como sustituto del Fiat Uno. El Punto se caracterizó por su diseño moderno y atractivo, su amplio espacio interior y su buena relación calidad-precio. Dentro de la gama del Punto, el modelo S era el más básico y económico, pero también el más vendido, especialmente en su versión de 3 puertas y motor de gasolina de 55 CV.

Características técnicas del Fiat Punto S

El Fiat Punto S tenía un motor de gasolina de 4 cilindros y 1.1 litros de cilindrada, que desarrollaba una potencia máxima de 55 CV a 5.500 rpm y un par máximo de 88 Nm a 2.750 rpm. El motor estaba asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades, que le permitía alcanzar una velocidad máxima de 155 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 15,5 segundos. El consumo medio homologado era de 6,2 litros/100 km, lo que se traducía en unas emisiones de CO2 de 147 g/km.

El Fiat Punto S tenía una carrocería de tipo berlina de 3 puertas, con unas dimensiones de 3,76 metros de longitud, 1,62 metros de anchura y 1,46 metros de altura. La batalla era de 2,45 metros y el peso en vacío de 835 kg. El maletero tenía una capacidad de 275 litros, ampliables a 1.080 litros abatiendo los asientos traseros. El Punto S tenía una capacidad para 5 ocupantes, que disfrutaban de un habitáculo amplio y cómodo, con un buen nivel de equipamiento para la época.

El Fiat Punto S contaba con elementos como dirección asistida, cierre centralizado, elevalunas eléctricos delanteros, aire acondicionado, radio cassette, airbag del conductor, ABS, faros antiniebla y llantas de aleación. El diseño exterior del Punto S era muy similar al del resto de la gama, con unos faros redondeados, una parrilla con el logo de Fiat, unos paragolpes integrados en el color de la carrocería y unos pilotos traseros verticales.

Ventajas y desventajas del Fiat Punto S

El Fiat Punto S fue un coche muy demandado en su época, ya que ofrecía una buena opción para los conductores que buscaban un vehículo urbano, práctico y económico. El Punto S tenía un precio muy competitivo, tanto en la compra como en el mantenimiento, y un consumo de combustible moderado. Además, el Punto S era un coche fácil de conducir, con una buena visibilidad, una dirección suave y un cambio preciso. El Punto S también destacaba por su espacio interior, su equipamiento y su diseño.

Sin embargo, el Fiat Punto S también tenía algunos inconvenientes, sobre todo si se compara con los modelos actuales. El Punto S tenía un motor poco potente, que se quedaba corto en carretera y en situaciones de adelantamiento o subida. El Punto S también tenía un comportamiento dinámico mejorable, con una suspensión blanda, una tendencia al subviraje y una escasa estabilidad a alta velocidad. El Punto S tampoco era un coche muy seguro, ya que carecía de elementos como airbags laterales, control de estabilidad o anclajes Isofix.

Conclusión: el Fiat Punto S, un coche para recordar

El Fiat Punto S fue uno de los coches más vendidos en España en los años 90, y todavía se pueden ver algunos ejemplares circulando por las calles. El Punto S fue un coche que cumplió con las expectativas de muchos conductores, que buscaban un vehículo sencillo, económico y funcional. El Punto S también fue un coche que marcó una época, con su diseño juvenil y alegre, y su equipamiento de serie. El Punto S fue, en definitiva, un coche para recordar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

¡Bloqueador de anuncios detectado!

Hemos detectado que estás utilizando extensiones para bloquear anuncios.
Apóyanos desactivando este bloqueador de anuncios.