¿Es Craig Wright el verdadero fundador de Bitcoin?

Un tribunal de EE.UU. decidirá si el académico australiano es el misterioso Satoshi Nakamoto

Bitcoin es la criptomoneda más importante del mundo, pero su origen sigue siendo un enigma. Su creador, o creadores, se ocultaron bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto, y desde 2011 no se ha vuelto a saber nada de ellos. Sin embargo, uno de los que más ha insistido en reclamar esa identidad es Craig Steven Wright, un académico australiano que dice ser el fundador de Bitcoin.

Wright empezó a afirmar que era Nakamoto en 2016, y presentó supuestas pruebas de que él y su socio, Dave Kleiman, un experto en informática forense que murió en 2013, publicaron el famoso whitepaper de Bitcoin en 2009. Sin embargo, muchos expertos y defensores de Bitcoin no le creyeron, y encontraron indicios de que sus pruebas eran falsas o manipuladas.

En 2019, Wright consiguió obtener un registro de derechos de autor sobre el whitepaper de Bitcoin en EE.UU., pero eso no significaba que el gobierno le reconociera como el autor, sino que solo se limitaba a verificar que el documento era susceptible de ser protegido. Los posibles conflictos sobre la autoría tendrían que resolverse en los tribunales.

La Crypto Open Patent Association demanda a Wright por el uso del whitepaper de Bitcoin

Y eso es lo que está ocurriendo ahora. La Crypto Open Patent Association (COPA), una organización que defiende el uso libre y abierto de las tecnologías relacionadas con las criptomonedas, ha demandado a Wright por el uso del whitepaper de Bitcoin. La COPA argumenta que Wright no tiene derecho a reclamar la autoría ni a impedir que otros usen el documento, ya que no es el verdadero Satoshi Nakamoto.

El juicio se está celebrando en un tribunal de San Francisco, y podría ser decisivo para determinar la veracidad de las afirmaciones de Wright. El australiano tendrá que demostrar que él es el creador de Bitcoin, y para ello tendrá que presentar evidencias convincentes, como firmar mensajes con las claves privadas de los primeros bloques de la cadena de Bitcoin, algo que solo Nakamoto podría hacer.

Si Wright logra probar que él es Nakamoto, podría tener implicaciones enormes para el mundo de las criptomonedas. Wright podría reclamar la propiedad de cientos de miles de bitcoins, valorados en miles de millones de dólares, que se atribuyen a Nakamoto. También podría influir en el desarrollo y la regulación de Bitcoin y otras criptomonedas derivadas, como Bitcoin Cash y Bitcoin SV, de las que Wright es partidario.

Sin embargo, si Wright no consigue demostrar que él es Nakamoto, podría enfrentarse a consecuencias legales y reputacionales. Wright podría ser acusado de fraude, perjurio y violación de derechos de autor, y perdería toda credibilidad ante la comunidad de las criptomonedas y el público en general.

¿Quién es realmente Satoshi Nakamoto?

La pregunta sigue sin respuesta, y quizás nunca se sepa con certeza. Nakamoto podría ser una persona, un grupo de personas, o incluso una entidad gubernamental o corporativa. Lo que sí se sabe es que Nakamoto fue el responsable de crear Bitcoin, la primera criptomoneda descentralizada, que funciona mediante una red de ordenadores que validan las transacciones y crean nuevos bitcoins mediante un proceso llamado minería.

Nakamoto publicó el whitepaper de Bitcoin en octubre de 2009, y lanzó el software de Bitcoin en enero de 2010. Nakamoto participó activamente en el desarrollo y la mejora de Bitcoin hasta diciembre de 2010, cuando dejó de comunicarse con los demás desarrolladores. En abril de 2011, Nakamoto envió un último mensaje a un colaborador, diciendo que se había pasado a otras cosas.

Desde entonces, Nakamoto ha permanecido en el anonimato, y no ha movido ninguno de los bitcoins que se le atribuyen. Su identidad ha sido objeto de numerosas especulaciones, y se han señalado a varios candidatos, como el informático Nick Szabo, el criptógrafo Hal Finney, o el empresario Elon Musk. Sin embargo, ninguno de ellos ha confirmado ni desmentido ser Nakamoto.

La identidad de Nakamoto es importante, no solo por el valor económico de sus bitcoins, sino también por el impacto que ha tenido su creación en el mundo. Bitcoin ha inspirado a miles de otras criptomonedas, y ha abierto la puerta a nuevas formas de intercambio, inversión y financiación. Bitcoin también plantea desafíos y oportunidades para los gobiernos, los bancos y las empresas, que tienen que adaptarse a esta nueva realidad.

Sea quien sea Nakamoto, lo cierto es que ha cambiado el mundo con su visión y su innovación. Y quizás, eso es lo que realmente importa.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *