Cómo el ray tracing hace brillar a Starfield

Starfield: el juego que revoluciona la iluminación global con ray tracing

Starfield es el nuevo juego de rol de ciencia ficción de Bethesda, el estudio responsable de sagas como The Elder Scrolls y Fallout. El juego se ambienta en un vasto universo de exploración espacial, donde el jugador puede crear su propio personaje y vivir su propia aventura.

El juego ha llamado la atención por su impresionante apartado gráfico, especialmente por su iluminación global con ray tracing, una técnica que simula el comportamiento real de la luz al rebotar en las superficies. Esta técnica permite crear escenarios más realistas y detallados, con sombras, reflejos y colores más naturales.

¿Qué es el ray tracing y cómo funciona?

El ray tracing es una técnica de renderizado que consiste en trazar rayos de luz desde la cámara hasta los objetos de la escena, y calcular cómo se reflejan, refractan o absorben en cada punto. De esta forma, se puede simular el comportamiento de la luz en el mundo real, creando efectos como sombras, reflejos, refracciones, oclusión ambiental, iluminación indirecta, etc.

El ray tracing es una técnica muy exigente desde el punto de vista computacional, ya que requiere calcular millones de rayos de luz por cada píxel de la pantalla. Por eso, hasta hace poco, solo se podía usar en películas de animación o en imágenes estáticas, que se podían renderizar con mucho tiempo y potencia.

Sin embargo, con el avance de la tecnología gráfica, el ray tracing ha empezado a ser posible en tiempo real, es decir, en videojuegos. Para ello, se han desarrollado tarjetas gráficas específicas que incorporan núcleos dedicados al cálculo de los rayos de luz, como las RTX de Nvidia o las RX de AMD. Estas tarjetas permiten ejecutar el ray tracing en tiempo real, con una calidad y una velocidad aceptables.

¿Qué aporta el ray tracing a Starfield?

Starfield es uno de los primeros juegos que aprovecha el ray tracing en tiempo real para crear una iluminación global realista. La iluminación global es el conjunto de efectos de luz que se producen por la interacción de la luz directa (la que proviene de una fuente como el sol o una lámpara) y la luz indirecta (la que se refleja en las superficies).

La iluminación global con ray tracing permite crear escenarios más creíbles y variados, con una atmósfera y un tono adecuados a cada situación. Por ejemplo, en Starfield podemos ver planetas con diferentes climas y paisajes, naves espaciales con luces y sombras dinámicas, o estaciones espaciales con reflejos metálicos y neones.

La iluminación global con ray tracing también mejora la inmersión y la jugabilidad, ya que permite al jugador apreciar mejor los detalles y la profundidad de los objetos, así como orientarse mejor en el espacio. Además, el ray tracing puede afectar a elementos como el sigilo, la visibilidad o la interacción con el entorno.

¿Qué requisitos necesita Starfield para el ray tracing?

Starfield es un juego que requiere un hardware potente para poder disfrutar de su iluminación global con ray tracing. Según Bethesda, los requisitos mínimos para jugar a Starfield son los siguientes:

  • Sistema operativo: Windows 10 de 64 bits

  • Procesador: Intel Core i7-10700K o AMD Ryzen 7 3700X

  • Memoria: 16 GB de RAM

  • Tarjeta gráfica: Nvidia GeForce RTX 3070 o AMD Radeon RX 6800 XT

  • Espacio en disco: 150 GB

Estos requisitos son bastante elevados, por lo que muchos jugadores tendrán que actualizar sus equipos o conformarse con jugar sin ray tracing. Sin embargo, Bethesda ha anunciado que Starfield también será compatible con las tecnologías DLSS y FSR, que permiten mejorar el rendimiento y la calidad de imagen al usar el ray tracing.

DLSS (Deep Learning Super Sampling) es una tecnología de Nvidia que usa inteligencia artificial para renderizar el juego a una resolución menor y luego escalarla a una mayor, sin perder calidad. FSR (FidelityFX Super Resolution) es una tecnología similar de AMD, que usa algoritmos para mejorar la nitidez y el detalle de la imagen.

Estas tecnologías pueden ayudar a los jugadores a alcanzar una mayor tasa de fotogramas por segundo (FPS) al usar el ray tracing, o a jugar a una mayor resolución sin perder fluidez. De esta forma, se puede disfrutar de Starfield con una mejor experiencia visual y de juego.

Conclusión

Starfield es un juego que promete revolucionar la iluminación global con ray tracing, creando un universo de ciencia ficción más realista y espectacular. El juego requiere un hardware potente para poder aprovechar esta técnica, pero también ofrece opciones para mejorar el rendimiento y la calidad de imagen. Starfield es, sin duda, uno de los juegos más esperados y ambiciosos de los últimos años.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *