BMW M2 2023: 460 CV de pura emoción

BMW M2 2023: el deportivo compacto más radical

El BMW M2 es el modelo más pequeño y asequible de la gama M de BMW, pero también uno de los más divertidos y emocionantes. Con un motor de seis cilindros y 460 CV, una carrocería de dos puertas y tracción trasera, el M2 ofrece unas prestaciones y una conducción de alto nivel, dignas de un coche de circuito. En este artículo te contamos todo lo que debes saber sobre el BMW M2 2023, sus características, su precio y nuestra opinión tras probarlo.

Un diseño con personalidad propia

El BMW M2 se diferencia del resto de la Serie 2 Coupé por su aspecto más musculoso y agresivo, que refleja su carácter deportivo. El M2 tiene unos parachoques más abultados, con grandes entradas de aire cuadradas que mejoran la refrigeración del motor y los frenos. También tiene unos pasos de rueda ensanchados, que albergan unas llantas de 19 pulgadas con neumáticos de alto rendimiento. En la parte trasera, destacan las cuatro salidas de escape, el alerón sobre el maletero y el difusor inferior. El M2 está disponible en varios colores, algunos de ellos exclusivos, como el Azul Zandvoort o el Rojo Toronto.

Un motor potente y sonoro

El corazón del BMW M2 es un motor de gasolina de seis cilindros en línea, con 3 litros de cilindrada y dos turbocompresores. Este motor, denominado S58, es el mismo que equipan los actuales BMW M3 y M4, aunque con una potencia ligeramente inferior. El M2 entrega 460 CV a 6250 rpm y 550 Nm de par entre 2650 y 5870 rpm. Con estas cifras, el M2 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos con el cambio automático de doble embrague y siete velocidades, o en 4,3 segundos con el cambio manual de seis marchas. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h, aunque se puede ampliar a 290 km/h con el paquete M Driver’s.

El motor del M2 no solo destaca por su potencia, sino también por su sonido. El sistema de escape tiene una válvula que se abre o se cierra según el modo de conducción seleccionado, variando el tono y el volumen del rugido. En el modo Sport Plus, el M2 brama con fuerza, sobre todo al subir de revoluciones o al reducir de marcha, con algunos petardeos incluidos.

Una conducción dinámica y divertida

El BMW M2 es un coche pensado para disfrutar al volante, tanto en carretera como en circuito. Su chasis está reforzado y rebajado respecto al Serie 2 Coupé, y cuenta con una suspensión adaptativa M que se ajusta según el modo de conducción. El M2 tiene tres modos: Comfort, Sport y Sport Plus, que modifican la respuesta del motor, el cambio, la dirección, el escape y la suspensión. También tiene un diferencial trasero activo M, que reparte el par entre las ruedas traseras según las condiciones de adherencia, mejorando la tracción y la estabilidad.

El M2 es un coche que transmite mucha sensación de control y agilidad, gracias a su dirección precisa y rápida, su frenada potente y su equilibrio entre ejes. El M2 es capaz de trazar las curvas con precisión y aplomo, y también de deslizar la parte trasera si se le provoca con el acelerador. El M2 tiene un control de estabilidad que se puede desconectar por completo, o activar en un modo intermedio que permite cierto grado de deslizamiento sin perder el control.

Un equipamiento completo y de calidad

El BMW M2 tiene un interior de calidad, con materiales y acabados cuidados. El M2 tiene unos asientos deportivos M, con tapicería de cuero y ajuste eléctrico, que sujetan bien el cuerpo y son cómodos. También tiene un volante deportivo M, con levas en el caso del cambio automático, y un cuadro de instrumentos digital, con una pantalla de 12,3 pulgadas que muestra la información relevante para la conducción. El M2 tiene un sistema de infoentretenimiento con una pantalla táctil de 10,25 pulgadas, compatible con Apple CarPlay y Android Auto, y un sistema de sonido Harman Kardon con 16 altavoces.

El M2 también tiene un equipamiento completo en materia de seguridad y asistencia a la conducción. El M2 tiene un sistema de llamada de emergencia inteligente, un control de crucero adaptativo con función de frenado, un asistente de mantenimiento de carril, un aviso de colisión frontal con frenada de emergencia, un detector de ángulo muerto, una cámara de marcha atrás y un asistente de aparcamiento.

Un precio elevado pero competitivo

El BMW M2 tiene un precio de partida de 91.250 euros, lo que lo sitúa por encima de sus principales rivales, como el Audi RS 3 Sedan o el Mercedes-AMG CLA 45 S. Sin embargo, el M2 tiene una potencia superior y una configuración más deportiva, con tracción trasera y cambio manual opcional. Además, el M2 tiene un equipamiento más completo y exclusivo, y una imagen más diferenciada. El M2 es, por tanto, un coche caro, pero también muy especial y atractivo para los amantes de la conducción.

Conclusiones

El BMW M2 es un coche que nos ha encantado por su carácter deportivo, su potencia, su sonido y su diversión al volante. Es un coche que ofrece unas sensaciones únicas, que se disfrutan más en un circuito que en una carretera. El M2 es un coche que tiene una personalidad propia, que se distingue del resto de la gama M y de sus competidores. El M2 es un coche que no deja indiferente a nadie, y que merece la pena probar si se tiene la oportunidad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

¡Bloqueador de anuncios detectado!

Hemos detectado que estás utilizando extensiones para bloquear anuncios.
Apóyanos desactivando este bloqueador de anuncios.