AMD RDNA 4: Todo lo que sabemos sobre la nueva generación de GPU

¿Qué podemos esperar de las GPU RDNA 4 de AMD?

Las GPU de AMD han experimentado una gran evolución en los últimos años, pasando de la arquitectura GCN a la RDNA y luego a la RDNA 2. Estas últimas han sido capaces de competir con las GPU de Nvidia en términos de rendimiento, eficiencia y características, ofreciendo una alternativa atractiva para los gamers y los profesionales.

Sin embargo, AMD no se conforma con lo que ha logrado y ya está trabajando en la próxima generación de GPU, basada en RDNA 4. Esta arquitectura promete traer mejoras significativas en varios aspectos, como el proceso de fabricación, la memoria, el ray tracing y el soporte de nuevas tecnologías.

En este artículo, vamos a repasar lo que se sabe hasta ahora sobre las GPU RDNA 4 de AMD, basándonos en las filtraciones, los rumores y las pistas que ha dejado la propia compañía.

Proceso de fabricación

Uno de los aspectos más importantes de una GPU es el proceso de fabricación, que determina el tamaño de los transistores, la densidad de integración, el consumo de energía y el rendimiento. Actualmente, las GPU RDNA 2 de AMD utilizan un proceso de 7 nanómetros (nm) de TSMC, que es el mismo que usan las CPU Ryzen 5000 y 6000.

Sin embargo, se espera que las GPU RDNA 4 de AMD den el salto a un proceso más avanzado, de 5 nm o incluso de 3 nm, también de TSMC. Esto permitiría a AMD aumentar el número de núcleos, la frecuencia de reloj y la eficiencia de sus GPU, reduciendo al mismo tiempo el consumo y el calor.

Según una filtración de Moore’s Law is Dead, un conocido canal de YouTube especializado en hardware, las GPU RDNA 4 de AMD podrían tener hasta 15360 núcleos, frente a los 5120 núcleos de las GPU RDNA 2 más potentes. Esto supondría un aumento del 200% en el número de núcleos, lo que se traduciría en un rendimiento muy superior.

Memoria

Otro aspecto clave de una GPU es la memoria, que almacena los datos que necesita el procesador gráfico para realizar sus cálculos. La cantidad, el tipo y la velocidad de la memoria influyen en el rendimiento, la resolución y la calidad de imagen de una GPU.

Actualmente, las GPU RDNA 2 de AMD utilizan memoria GDDR6 o GDDR6X, que es la misma que usan las GPU de Nvidia. Sin embargo, se espera que las GPU RDNA 4 de AMD adopten un nuevo tipo de memoria, llamada HBM3, que es una evolución de la HBM2 que usan las GPU Radeon VII y Radeon Pro.

La memoria HBM3 ofrece varias ventajas sobre la GDDR6, como una mayor capacidad, una mayor velocidad, un menor consumo y un menor tamaño. Según una filtración de Greymon55, otro canal de YouTube especializado en hardware, las GPU RDNA 4 de AMD podrían tener hasta 64 GB de memoria HBM3, frente a los 16 GB de memoria GDDR6 de las GPU RDNA 2 más potentes. Esto supondría un aumento del 300% en la capacidad de memoria, lo que permitiría a AMD soportar resoluciones más altas y juegos más exigentes.

Ray tracing

El ray tracing es una técnica de renderizado que simula el comportamiento de la luz en un entorno tridimensional, creando efectos de iluminación, sombras, reflejos y refracciones más realistas. El ray tracing es una de las tendencias más importantes del sector gráfico, ya que mejora notablemente la calidad de imagen y la inmersión de los juegos.

Actualmente, las GPU RDNA 2 de AMD soportan el ray tracing mediante núcleos dedicados, llamados Ray Accelerators, que se encargan de realizar los cálculos necesarios para trazar los rayos de luz. Sin embargo, el rendimiento y la calidad del ray tracing de AMD todavía están por detrás de los de Nvidia, que utiliza núcleos llamados RT Cores y una tecnología llamada DLSS, que usa inteligencia artificial para mejorar la resolución y la tasa de fotogramas.

Se espera que las GPU RDNA 4 de AMD mejoren su soporte del ray tracing, tanto en términos de rendimiento como de calidad. Según una filtración de KittyYYuko, una conocida fuente de información sobre AMD, las GPU RDNA 4 de AMD podrían tener hasta 384 Ray Accelerators, frente a los 80 Ray Accelerators de las GPU RDNA 2 más potentes. Esto supondría un aumento del 380% en el número de núcleos dedicados al ray tracing, lo que se traduciría en una mayor velocidad y una mayor fidelidad.

Además, se espera que AMD lance su propia versión de DLSS, llamada FidelityFX Super Resolution, que también usaría inteligencia artificial para mejorar la resolución y la tasa de fotogramas de los juegos con ray tracing. Esta tecnología ya está disponible para las GPU RDNA 2, pero se espera que sea más eficiente y compatible con las GPU RDNA 4.

Nuevas tecnologías

Además de mejorar los aspectos ya mencionados, se espera que las GPU RDNA 4 de AMD incorporen nuevas tecnologías que amplíen sus posibilidades y funciones. Algunas de estas tecnologías son:

  • Infinity Cache: Se trata de una memoria caché integrada en la GPU, que permite reducir la latencia y el consumo de la memoria principal. Las GPU RDNA 2 de AMD ya cuentan con esta tecnología, pero se espera que las GPU RDNA 4 de AMD la aumenten y la optimicen.
  • Infinity Fabric: Se trata de una interfaz de comunicación entre los distintos componentes de la GPU, que permite aumentar el ancho de banda y la escalabilidad. Las GPU RDNA 2 de AMD ya usan esta tecnología, pero se espera que las GPU RDNA 4 de AMD la mejoren y la extiendan a otros dispositivos, como las CPU Ryzen o las consolas Xbox y PlayStation.
  • Smart Access Memory: Se trata de una función que permite a la CPU acceder a toda la memoria de la GPU, en lugar de solo a una parte, lo que mejora el rendimiento y la estabilidad. Las GPU RDNA 2 y las CPU Ryzen 5000 y 6000 de AMD ya soportan esta función, pero se espera que las GPU RDNA 4 de AMD la amplíen y la hagan más compatible con otras CPU y placas base.
  • DirectX 12 Ultimate: Se trata de una API gráfica que incluye varias características avanzadas, como el ray tracing, el mesh shading, el sampler feedback y el variable rate shading. Las GPU RDNA 2 de AMD ya soportan esta API, pero se espera que las GPU RDNA 4 de AMD la aprovechen al máximo y la superen con nuevas funciones propias.

Conclusión

Las GPU RDNA 4 de AMD son uno de los proyectos más ambiciosos y prometedores de la compañía, que pretende seguir innovando y compitiendo en el mercado gráfico. Aunque todavía no hay una fecha oficial de lanzamiento, se estima que podrían llegar a finales de 2023 o principios de 2024, coincidiendo con el ciclo de renovación de las consolas Xbox y PlayStation.

Las GPU RDNA 4 de AMD podrían ofrecer un salto generacional en términos de rendimiento, eficiencia y características, superando a las GPU RDNA 2 y a las GPU de Nvidia. Sin embargo, también habrá que tener en cuenta otros factores, como el precio, la disponibilidad, el software y la competencia, que podrían influir en el éxito o el fracaso de estas GPU.

En cualquier caso, las GPU RDNA 4 de AMD son un motivo de ilusión y expectación para los aficionados al hardware y a los videojuegos, que esperan ver lo que AMD es capaz de hacer con su nueva arquitectura.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visitas: 0
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

¡Bloqueador de anuncios detectado!

Hemos detectado que estás utilizando extensiones para bloquear anuncios.
Apóyanos desactivando este bloqueador de anuncios.
Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock